Érase que se era… una BODA IBICENCA

Que ahora están muy de moda este tipo de bodas, y como nosotros somos muy “IN” no podíamos faltar a una de ellas, y este pasado domingo fue el día elegido. La boda era en una terraza-discoteca a orillas de la Ría de Punta Umbría, con el atardecer y la puesta de sol como telón de fondo, y donde el único requisito imprescindible era acudir de riguroso blanco informal.
He de reconocer que me causaba bastante intriga el hecho de acudir a una boda así y no ver a los invitados trajeados y maqueados como de costumbre, y como no, el hecho de ir cómoda, con un vestido fresco y veraniego y totalmente ponible cualquier día de verano me ha resultado casi una bendición; por no decir de los hombres en general y mi marido en especial, ¿a cuántas bodas va uno sin traje y corbata? o mejor, ¿a cuántas bodas puede uno ir en pantalones cortos y chanclas? creo que el 100% de los hombres allí presentes (incluído el notario que ejerció de fedatario en la ratificación del acto del matrimonio) hubieran firmado por asistir de esa manera a todas las bodas futuras.
Y como yo me tomo estas cosas muy en serio, porque no deja de ser una boda, fuimos los cuatro vestidos para la ocasión de blanco impoluto, mis niños no podían ser menos y llamaron la atención por lo guapos que Iván, sobre todo Antía, tan chiquitita y tan ibicenca, estaba para comérsela.
Photobucket
Además debo de decir que fuimos la envidia de mucha gente, no por lo guapos que íbamos (viva la modestia, jajaja) sino porque con niños así da gusto ir a los sitios. Iván aguantó la ceremonia que fue breve, y la recepción estuvo jugando con todas sus amiguitas (es que hasta dentro de un mes es el único machote de la pandi), pero poco antes de sentarnos a cenar vino una animadora a llevarse a los niños a cenar y este, sin que nadie le dijera nada, le agarró la mano a una de sus amiguitas y se fue, sin más. Yo tenía a Antía al pecho así que en cuanto acabé allá que me fui a buscar la mesa de los niños, para supervisar y ver si me podía fiar de la animadora y del plan. En la mesa, como no, de nuevo Iván era el único nene, si tuviera unos cuantos años más sería el puto amo, hablando malamente jajaja. Hablé con la animadora y me dijo que no me preocupara, que ella se ocupaba de los peques y que ya él se había encargado de decirle su nombre y que tenía muuuucha hambre.
Pues casi no hubo niño en toda la noche. De vez en cuando venía a la mesa a saludarnos, darnos un besito y de paso robarnos un poquito de jamón o alguna gamba (el niño es de paladar fino), o a pedirle a Papá que lo acompañara a hacer pipí, no fuera que le saliera algún monstruo puntaumbrieño detrás de alguna puerta, aunque una vez cogió confianza ya se animó a ir solito. Después de cenar la animadora se trasformó en una divertida payasa y abimó a los peques con un montón de juegos, y la siguiente visita de Iván a la mesa la hizo con cara de gatito…
Photobucket
Nos dieron casi las 2 de la madrugada cuando acabó la cena y vino lo siguiente, un espectáculo de magia. Iván cogió sitio en primera fila, en un sillón de mimbre donde algo apretaditos cabíamos los dos, y aplaudió con ilusión al final de cada número hasta que, después de remolonear buscando la postura más cómoda, se quedó dormido espanzurrado como un gato. No hubo más Iván hasta el día siguiente…
Antía fue vista y no vista, de hecho solo la saqué del carro un par de veces que protestó un poco pidiendo su ración de teta, el resto del tiempo lo pasó durmiendo, hasta que nos fuimos de allí a eso de las 4.30 de la madrugada. La gente se asomaba al cochecito para verla y allí estaba ella, tan pancha, como si todo aquel jolgorio no existiera, tranquila y durmiendo a pierna suelta.
Y es que no todo el mundo es tan afortunado de poder llevarse a sus hijos a un evento así, a mí me encanta disfrutar estas cosas con mis niños y es un alivio saber que ellos se adaptan a todo y nos permiten hacer una vida totalmente normal. También reconozco que soy muy atrevida para estas cosas y antes de quedarme en casa novayaaserquenoaguanten prefiero probar y ver qué tal se nos da la cosa, porque para quedarse encerrado siempre hay tiempo. Y es  por eso que, afortunadamente, desde que soy madre salgo si cabe más que antes, porque mis hijos van por delante siempre que sea posible, porque prefiero siempre que pueda llevarlos conmigo a dejarlos con alguien. Y es que así da gusto.

9 thoughts on “Érase que se era… una BODA IBICENCA

  1. Raquel

    Qué envidia!!. Por varias razones, eh??.
    1. Porque ahora estás en el veranito y aquí llueve que te llueve en pleno invierno, jajaja!.
    2. Porque yo aún no he ido a una sola boda ibicenca.
    3. Porque tampoco he ido a una boda con los niños, así que no sabría decir si se portarán igual que los tuyos o serían un tormento. Todo parece apuntar a que se portarían bien, suelen hacerlo así fuera de casa… pero no lo sé.
    4. Porque tus niños son dos bellezones y como tales fueron a esta boda… guapísimos los dos!!.

    Me alegro que lo hayais pasado bien, que los niños se hayan portado de 10 y que la ropa de la boda sirva para lo que queda de verano, jajaja!.

    Un beso muy fuerte, y me hago asidua a tu blog.
    Muack!!

    Responder

  2. Mamá Blue!

    pero q lindo todo, y q suerte y bendicion tener dos tesoritos asi!. Mi enano es un angel pero si tengo un segundo no puedo cantar victoria jajaj

    las fotos, hermosas

    Responder

  3. Yaiza

    pero que guapossss , y qué suerte estar tan recuperada y que se porten tan bien! guauuu

    Bueno, haciendo memoria yo el año pasado aún te gané en atrevimiento, cuando "peluchin" tenía justo 1 mes hicimos los 1000 km que hay hasta galicia para ir a la boda de un primo y de paso que lo conociera toda la familia y el tio se portó genial ( eso si, en el viaje de vuelta 10 dias después se puso en huelga y tuvimos que hacer noche a medio camino, que él ya habia aprendido mucho en esos dias, jejjej).En la boda pues como Antía, comer teta , dormir y sobre todo de brazo en brazo porque era la novedad.

    besiños

    Responder

  4. mama de parrulin

    Y tanto que dá gusto, hija, y envidia también! Qué buena noche!

    Responder

  5. Ness

    Yo con Ivan tb me fuí de boda cuando él tenía 28 días, aunque como la boda era cerca de casa de mis suegros, lo dejamos allí una horita para poder bailar en la discoteca (que era cerrada y cuando aún se podía fumar), pero recuerdo que lo echábamos tanto de menos, que preferimos irnos…jeje

    Que guapos tus niños!! Estaban pa comérselos, pero tu, espectacular, como siempre…

    Responder

  6. Yo y mis mini yos

    Guapos los niños y guapa la madre!! Es verdad que salir con bebes es un gustazo, con la teta y un sitio comodo para dormir van arreglados 😉 Ahora, mi chiquitina de tres años no aguanta hasta mas de las 9 sin morirse de sueño!!! asi que no hubieramos podido! Mi pocho tiene una marcha que ese si fijo, y tan feliz 😉 En fin, enhorabuena!

    Responder

  7. Frikimami

    Que guapisima estás !!! Un lujo de boda y de niños y de todo.
    Yo tengo boda en septiembre, y no creo que haya animadora, con lo que no se que tal se nos dará, pero bueno, probar, probaremos.

    besotes guapa!!

    Responder

  8. Nereida

    Raquel, bienvenida a mi rinconcito! gracias por tu envidia sana, lo de la boda ibicenca no tiene mucho aquel más que ir de blanco informal jajaja eso sí, tú rpueba a llevarte a los niños allá donde vayas, porque si descubres que aguantan se abre un abanico de posibilidades inmenso!

    MAMA BLUE yo pensaba que un segundo iba a ser más revuelto y fíjate qué equivocada estaba!

    YAIZA, nosotros nos fuimos "á terriña" cuando Iván tenía 3 meses y ni se enteró del viaje el tío jajaja

    MAMÁ DE PARRULÍN con las veces que dicen al final del embarazo "aprovecha para dormir ahora que luego no podrás" yo al contrario, estoy recuperando todo lo que no dormí embarazada jajaja

    NESS de espectacular nada hija, normalica, aunque nada mal para haber parido hace menos de un mes…

    YO Y MIS MINIYOS Iván también se duerme pronto, pero para eso nos llevamos su sillita "paraporsi", aunque este se duerme en una piedra si hace falta jajaja

    FRIKIMAMI probad a llevaros al peque, yo creo que es mejor eso a quedarse encerrada en casa por lo que pueda pasar que luego no pasa.

    Responder

  9. Annie74

    Menuda boda.. la verdad que se ve genial por lo que cuentas. Y los pekes unos campeones¡

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *