Cuando nuestros bebés crecen… y llegan a la adolescencia

Le dedico esta entrada a Frikimami, que en una de las últimas entradas de su blog se preguntaba si se disfruta igual a los hijos cuando son adolescentes como cuando son bebés, a colación sea dicho de paso de una entrada de mi amiga Conxi, donde dice con mucho acierto que lo más difícil de tener hijos es educarlos.
Evidentemente Iván todavía es muy pequeño para hablar de este tema como madre, pero puedo decir que tengo cierta experiencia porque mi hermano está en plena adolescencia, y el hecho de que nos llevemos 15 años ha supuesto que yo me haya hecho responsable en gran parte de su crianza y educación.
Si queréis que sea breve, os puedo decir que evidentemente no se disfruta a un hijo igual con 3 que con 15 años, de hecho con 15 años no se disfrutan, o no es ese el concepto que yo aplicaría a la relación padres-hijos a esas edades. La gran diferencia está en que, como much@s recordareis, a partir de determinadas edades, por mucho amor, mucho cariño y mucho de todo que hayan dado los padres, estos comienzan a ser un latazo para los adolescentes, quienes centran su mundo en sus amig@s, parece que sin ellos no pueden vivir. Hay que buscar un equilibrio para que ellos tengan su libertad y su tiempo con sus amistades sin perder la vida familiar, y sobre todo que esta vida familiar no sea un coñazo para ellos.
Antes de ser madre decía que me conformaba con conseguir tener con mi hijo la misma relación que tengo con mi hermano. Mi hermano fue mi prioridad desde que nació, me he hecho cargo de él lo máximo que he podido, tanto que temas de tanta responsabilidad como el colegio o el médico siempre los he llevado yo, además de que mi hermano lo ha hecho todo conmigo (cines, circo, playa, paseos, viajes, y un larguísimo etc…). Cuando me independicé mi madre tomó el puesto que realmente le correspondía, pero hasta ese momento, incluso el psicólogo de su colegio lo decía, mi madre y yo teníamos los roles cambiados con respecto a mi hermano.

Photobucket
Feria de Colombinas 2009
Siempre hemos estado muy unidos porque después de 15 años de hija única la llegada de mi hermano fue un auténtico regalo, y no porque naciera 3 días después de mi cumpleaños. Por eso desde muy pequeño me lo llevaba a todas partes conmigo, dormía la siesta sobre mí, lo bañaba, hacía todo lo posible con él. Cuando nos trasladamos a Huelva tuve una época de mucha soledad, pero me daba igual porque realmente, aunque él solo tuviera 2 años me daba más compañía que nadie y tenía suficiente. Me ha acompañadado en muchas ocasiones y yo he sido la que ha disfrutado de verdad su infancia con él, y lo he criado con apego en toda la extensión de la frase.
La conclusión es que evidentemente ahora no lo disfruto como cuando era un renacuajo, pero sigue siendo mi niño, y todo ese apego que fomenté desde su nacimiento ha derivado en que no solo me respete y me obedezca, sino que a la difícil edad de 17 años no le de ninguna vergüenza demostrarme su cariño en público. Mi hermano me abraza, me da besos, me coge la mano y va conmigo a donde sea, incluso deja de quedar con sus amigos si así se lo pido. Me siento muy orgullosa de la relación que tenemos y ojalá, como decía antes, logre lo mismo con Iván.
Por eso, nadie mejor que él para acompañarme al altar el día de mi boda…

Photobucket
Yo voy llorando a moco tendido porque en ese momento me sorprendió el sonido de una gaita como sorpresa
Así que no hay que perder la esperanza, y aunque en la adolescencia ya no sean niños ni los disfrutemos como tales, eso no significa que dejen de ser nuestros, porque siempre estamos a tiempo de compartir cosas con ellos, y por encima de todo, demostrarles nuestros amor (y que ellos se dejen).

6 thoughts on “Cuando nuestros bebés crecen… y llegan a la adolescencia

  1. Mamá Blue!

    q linda relacion hermana-hermano, me ha emocionado. Es una pena q esta relacion no sea el predominante de todas las relaciones.

    La foto, me ha encantado

    besos

    Responder

  2. Frikimami

    Muchas gracias por el post! Que bonito. El post, la relacion con tu hermano y la foto de tu boda, por cierto.
    Me ha gustado mucho leerlo (un par de veces) y me ha parecido estupendo, a la vez que raro por lo de los roles cambiados.
    Espero que se me de el mio como a ti con tu hermano.
    Un beso.

    Responder

  3. Anónimo

    yo tampoco se como sera paula cuando empiece en la adolescencia, pero mi madre se esforzó en a parte de ser madre, ser tb mi amiga..
    yo le contaba todo:hasta cosas sobre sexo con mi novio… siempre podia contar con su apoyo y no solo yo.. mis amigas venian a mi casa a ver a mi madre!! se sentaban en la mesa de la cocina y le contaban sus problemas pq con sus madres no podian hablar abiertamente.
    y es lo que yo quiero con mi hija. no quiero que fume, no me gustaria q bebiera muy pronto ni q tuviera relaciones muy joven, pero es algo que en cierto modo no está en mi mano, pq es su vida; yo podré aconsejarla, pero la decisión es suya, asi que solo espero que por lo menos me lo cuente para yo ir viendo el rumbo que toma su vida..
    tb es verdad que cuando respetas a tu madre, le haces mas caso en los consejos..
    aunq tb depende del carácter de cada uno. mi madre ha sido igual con mi hermana y conmigo, en cambio yo le contaba hasta el color de las bragas que llevaba y mi hermana no soltaba prenda..

    madre mia, las batallitas que nos contaremos dentro de unos años..jaja

    pd: tari

    Responder

  4. jenny

    que emocionate todo lo que has descrito!eso me pasa a mi con una prima que tiene la edad de ivan,la crie yo y me quiere con locura.

    Besotes

    Responder

  5. rosana

    chata, me encanta esta ultima entrada. no sabia que tu hermano habia sido tu padrino pero creo que era el mas indicado.
    cambiando de tema he encontrado un blog super educativo de una maestra de moguer creo donde enseñan muchas cositas pero en vez de pocoyo se llama PELAYO. Te doy la URL:
    http://GLORIAPRIETOM.BLOGSTOP.COM
    UN BESO.

    Responder

  6. Maria

    Que bonita la entrada, que bonita la relación que tenéis, que lindos!!! Muchas gracias por compartirlo

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *