Mi primer año de mami…

Y hace nada que tenía mi barriguita de embarazada, sin embargo ahora me parece que fue hace años mil cuando estuve embarazada, tengo la sensación de que Iván siempre ha estado aquí.

Me habían contado mil y una cosas sobre lo que es ser madre, cosas buenas, otras no tanto… pero ahora mismo me voy quedando con mi experiencia, que es infinitamente mejor que todo lo que me habían contado. Quizás lo que más he escuchado es que se madre es muy difícil, que desune a las parejas… también que ser madre es lo más bonito del mundo. Por supuesto que esto último es la verdad más absoluta de la vida, ser madre es maravilloso, es un privilegio poder llevar a tu hijo en tu vientre, sentir su paso hacia la vida, verlo crecer y ser testigo de todos sus descubrimientos.

Mi vida es mucho mejor desde que soy madre, Iván es el centro de mi vida y soy feliz, así de sencillo. Ha sido un niño muy bueno desde que nació, todo se podía haber hecho más difícil conforme ha ido creciendo y haciendo cosas nuevas, pero lo cierto es que este niño nos lo sigue poniendo todo fácil, lo cual hace que disfrutemos plenamente de nuestra vida como padres.

Y como pareja, comprendo que pueda ser difícil adaptarse a una nueva vida con un hijo recién nacido, pero en nuestro caso no podemos tener nada de queja y estamos todavía más unidos que antes de ser padres, Iván nos ha desperezado y nos hace aprovechar cada momento del día para salir, pasear o simplemente jugar. Ya no tenemos tanto tiempo para nosotros, claro que ser padres requiere sacrificio y entrega, pero bueno, yo no creo que sea sacrificio porque no me cuesta ningún trabajo renunciar a ir al gimnasio o de compras por ir a pasear con mi niño, y la recompensa es tan grande, merece tanto la pena que cualquier sacrificio se queda en nada.

No puedo negar que me encantaría ir ya a por otro bebé, pero por un lado siento la necesidad de dedicarme por lo menos un añito más en exclusiva a Iván, aún está despertando al mundo y le quedan muchas cosas por aprender. Además, nos casaremos el próximo verano, así que nos lo plantearnos ya después de la boda, que además ya Iván andará solito y parloteará sus primeras palabras… si todo va bien esperamos que el milagrito venga cuando Iván tenga 3 años.

Y mientras a seguir disfrutando, ahora mismo Iván está en un momento genial porque está a punto de soltarse a andar, hace mil gracias, nos sorprende con cada cosita que aprende, nos fascina con su sonrisita y esos dos dientecines… y nos derrite cuando le digo «ven con mami» y, gateando, se me tira con los brazos abiertos.

No hay amor más absoluto que el amor de una madre a un hijo, yo desde luego estoy enamoradísima de mi cosita.

One thought on “Mi primer año de mami…

  1. tariuska

    la verdad es que en mi caso tb nos unio. (aunq lo hubiera matado alguna noche…jajaj)
    lo de buscar otro es algo muy personal pero yo si me esperaría un poco pq aun te necesita mucho y te queda mucho por ver y si tienes otro algunas cosas te las perderás (es una opinión personal..)

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho + nueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.